EL RINCON DE LOS POETAS

domingo, 20 de abril de 2014

La historia de un Recuerdo Fanny Alexandra Gallego Lopera


ESTA ES LA HISTORIA DE UN RECUERDO QUE ESTABA MUY ABURRIDO EN EL PARAJE DEL SEÑOR PASADO , ALLÍ CASI SIEMPRE IBAN LOS HOMBRES A BUSCAR A UNA BRUJA LLAMADA DOÑA CULPA PARA QUE LOS AZOTARA , PORQUE ERA LA MANERA DE QUITARSE UNA PESADA Y DOLOROSA CARGA QUE LLEVABAN EN SUS ESPALDAS.
EN AQUEL PARAJE EN UNA CASA MUY SENCILLA Y CÓMODA VIVÍA TAMBIÉN UNA DAMA MUY SABIA QUE TENÍA POR NOMBRE EXPERIENCIA , ALLÍ IBAN UNOS CUANTOS HOMBRES A PEDIRLE CONSEJO Y AYUDA PARA TOMAR DECISIONES ; BUENO SI NO SE QUEDABAN ENREDADOS EN EL MATORRAL DE LA CASA DE DOÑA CULPA.
RECUERDO DECIDIÓ DEJAR AQUEL LUGAR Y COMENZÓ A CAMINAR , PRONTO SE ENCONTRÓ CON UNA GRAN PUERTA  QUE TENÍA UNA INSCRIPCIÓN EN ORO QUE DECÍA "AQUÍ Y AHORA " PASO EL UMBRAL Y ENCONTRÓ ALLÍ A MUY POCOS HOMBRES . LE PREGUNTO A UNA BELLA DAMA LLAMADA  CONCIENCIA COMO SE LLAMABA AQUEL PARAJE , ELLA LE DIJO  QUE ESTABAN EN EL PRESENTE - ¿Y POR QUE HAY TAN POCOS HOMBRES AQUÍ ?PREGUNTO RECUERDO ,- PORQUE LA MAYORÍA SE ENCUENTRAN EN EL PARAJE DEL SEÑOR PASADO O EN LOS ALREDEDORES DE DON FUTURO - CONTESTÓ CONCIENCIA.
-YO HE VISTO MUCHOS HOMBRES EN EL PARAJE DEL SEÑOR PASADO , PERO A QUE VAN LOS HOMBRES AL FUTURO?
-BUENO AL FUTURO VAN A VISITAR EL BOSQUE DE LA PREOCUPACIÓN , ALLÍ LOS HOMBRES SE INTERNAN CUANDO TIENEN PROBLEMAS Y CAMINAN POR LARGAS HORAS , PASANDO UNA Y OTRA VEZ POR EL MISMO CAMINO QUE LOS CONDUCE A NINGÚN LUGAR , CAÍDA LA NOCHE ALGUNOS SALEN DE ALLÍ EXTENUADOS Y MÁS DESESPERANZADOS QUE ANTES POR NO HABER ENCONTRADO LA PUERTA MÁGICA QUE MUCHOS CREEN SE ENCUENTRA ALLÍ Y QUE ATRAVESÁNDOLA SE SOLUCIONAN TODOS LOS PROBLEMAS
EN EL FUTURO TAMBIÉN ESTA EL GRAN LIBRO DE LOS SUEÑOS , ALLÍ CADA HOMBRE PUEDE IR Y CON UNA PLUMA DE ORO ESCRIBIR LO QUE QUIERE SER Y HACER , PARA QUE SE LE CUMPLA DEBE GUARDAR UNA COPIA EN SU CORAZÓN Y LEERLA TODOS LOS DÍAS CUANDO LLEGA EL ALBA PERO A MUCHOS HOMBRES SE LES OLVIDA VOLVER A LEER LA COPIA O EXTRAVÍAN LA HOJA CUANDO PASAN POR EL BOSQUE DE LA PREOCUPACIÓN
A RECUERDO SE LE OCURRIÓ QUE PODRÍA HACER UNA GRAN LABOR ALLÍ Y DECIDIÓ ACOMPAÑAR EN TODO MOMENTO A LOS HOMBRES AL AMANECER PARA QUE LEYERAN LA COPIA DE SUS SUEÑOS Y CUANDO ALGÚN HOMBRE SE LE OCURRÍA IR AL BOSQUE DE LA PREOCUPACIÓN O DONDE LA SEÑORA LA CULPA , RECUERDO SE TOMABA EL DÍA LIBRE , ENTONCES A LOS HOMBRES SE LES OLVIDABA EL CAMINO PARA IR A ESTOS DESDICHADOS LUGARES ; PERO CUANDO A LOS HOMBRES SE LES OCURRÍA IR A VISITAR A LA SEÑORA EXPERIENCIA O IR A ESCRIBIR AL LIBRO DE LOS SUEÑOS , RECUERDO ACOMPAÑABA DICHOSO A LOS HOMBRES A ESTOS MARAVILLOSOS LUGARES.





martes, 1 de abril de 2014

Leyenda de Benito Gonzalez http://alsilenciodetusonrisa.blogspot.com


   En los bancales de los arrecifes sagrados, donde las rosas blancas aguardaban ser lecho de los amantes, existia una leyenda.
Hubo una Poeta que cada tarde recitaba versos a la tierra, a las rosas aun no nacidas que habrían sus pétalos a la vida, al cielo, nubes y estrellas.
Todo se hacia silencio cuando ella el poema recitaba.
Pero su corazón estaba triste
Cuentan que la joven a la que llamaban La Guardián de los Versos se adentro en los rayos de Orión buscando en las aguas púrpuras de los valles de invierno el rostro cálido de su amado.
Olvidadas sus palabras en el comarca nadie supo donde había marchado, pero los fragantes jardines, antes soleados quedaron dolientes de sus cuidadas maravillas.
Los valles yacieron en tristeza sin nadie que les obsequiara la luz de la poesía.
Tenebrosas y hundidas en la desesperación fueron las ramas de los viejos sauces que lloraban la ausencia..de su poeta amiga
Bajo la sombra de una luna desesperada los ríos de la noche buscaron el fin de la verdadera poesía.
Jamás volvió de los paramos de Orión pero en las noches de luna llena sigo escuchando sobre los bancales, deliciosos cantos de amor, y yo junto a la tierra la lloro pues se que aun habita en mi torpe y humilde corazón.

miércoles, 19 de febrero de 2014

Muchos somos Pablo Neruda


Muchos somos

DE tantos hombres que soy, que somos,
no puedo encontrar a ninguno:
se me pierden bajo la ropa,
se fueron a otra ciudad.

Cuando todo está preparado
para mostrarme inteligente
el tonto que llevo escondido
se toma la palabra en mi boca.

Otras veces me duermo en medio
de la sociedad distinguida
y cuando busco en mí al valiente,
un cobarde que no conozco
corre a tomar con mi esqueleto
mil deliciosas precauciones.

Cuando arde una casa estimada
en vez del bombero que llamo
se precipita el incendiario
y ése soy yo. No tengo arreglo.
Qué debo hacer para escogerme?

Cómo puedo rehabilitarme?
Todos los libros que leo
celebran héroes refulgentes
siempre seguros de sí mismos:
me muero de envidia por ellos,
en los filmes de vientos y balas
me quedo envidiando al jinete,
me quedo admirando al caballo.

Pero cuando pido al intrépido
me sale el viejo perezoso,
y así yo no sé quién soy,
no sé cuántos soy o seremos.
Me gustaría tocar un timbre
y sacar el mí verdadero
porque si yo me necesito
no debo desaparecerme.
Mientras escribo estoy ausente
y cuando vuelvo ya he partido:
voy a ver si a las otras gentes
les pasa lo que a mí me pasa,
si son tantos como soy yo,
si se parecen a sí mismos
y cuando lo haya averiguado
voy a aprender tan bien las cosas
que para explicar mis problemas
les hablaré de geografía.

PABLO NERUDA