Vos deseo querid@s amig@s felices fiestas

lunes, 13 de abril de 2015

Eduardo Galeano Montevideo, 3 de septiembre de 1940 -

EL MIEDO GLOBAL
Los que trabajan tienen miedo de perder el trabajo.
Los que no trabajan tienen miedo
de no encontrar nunca trabajo.
Quien no tiene miedo al hambre, tiene miedo a la comida.
Los automovilistas tienen miedo de caminar
y los peatones tienen miedo de ser atropellados.
La democracia tiene miedo de recordar
y el lenguaje tiene miedo de decir.
Los civiles tienen miedo a los militares,
los militares tienen miedo a la falta de guerras.
Es el tiempo del miedo.
Miedo de la mujer a la violencia del hombre
y miedo del hombre a la mujer sin miedo.
Miedo a los ladrones, miedo a la policía.
Miedo a la puerta sin cer
radura,
al tiempo sin relojes,
al niño sin televisión,
miedo a la noche sin pastillas para dormir
y miedo al día sin pastillas para despertar.
Miedo a la multitud,
miedo a la soledad,
miedo a lo que fue
y a lo que puede ser,
miedo de morir,
miedo de vivir...
‘Patas arriba. La escuela del mundo al revés’ (1998)



.

miércoles, 18 de marzo de 2015

Feliz día del padre queridos amigos.

Poesía al padre
Cuando venga tu padre 
Inútil amenaza, tú seguirás jugando,
y romperás los vidrios, si quiere el pelotazo,
y harás mal los deberes, si asciende por tu mente,
airoso y desplegado, tu sueño en barrilete.
-Cuando venga tu padre...
Mas tu padre comprende,
y escuchará los cargos fingiéndose enojado,
hasta que tú te alejes.
Después, dirá en voz baja,
que así como ésta tuya, fue traviesa su infancia.
Y en tendido descanso, desandará dichoso
los ojos entornados, los días de "rabona",
los juegos en tejado, el rostro de la madre
y aquel padre tan hombre que los dejó temprano.
Y sentirá de pronto el terror de perderte,
o de que tu lo pierdas, y buscará tus pasos,
e irá con tu recuerdo trepando
hasta la rama lejana de aquel árbol,
follaje, como entonces,
refugio de ese miedo de suelo de los pájaros.
-Cuando venga tu padre...
y quien llega es un niño adormecido en hombre,
que en vez de reprenderte, se enternece añorando.
Matilde Alba Swann                 


Mi viejo 
Es un buen tipo mi viejo 
que anda solo y esperando
tiene la tristeza larga
de tanto venir andando.
Yo lo miro desde lejos,
pero somos tan distintos;
es que creció con el siglo
con tranvía y vino tinto.
Viejo mi querido viejo
ahora ya camina lerdo;
como perdonando el viento
yo soy tu sangre mi viejo
Yo, soy tu silencio y tu tiempo.
El tiene los ojos buenos
y una figura pesada;
la edad se le vino encima
sin carnaval ni comparsa.
Yo tengo los años nuevos
y el hombre los años viejos;
el dolor lo lleva adentro
y tiene historia sin tiempo.
Viejo mi querido viejo,
ahora ya camina lerdo
como perdonando al viento;
yo soy tu sangre mi viejo.
yo, soy tu silencio y tu tiempo.
Piero 



sábado, 14 de marzo de 2015

Ausias March escritor y poeta lírico valenciano.

Ausias March Ripoll nació a finales de 1397 en Gandia. Sus padres Pere March y Leonor Ripoll (hija del señor de Massalaves) casados en junio de 1395, ostentaban el cargo de Procurador General de las posesiones del Duque de Gandia.
Se sabe que su infancia la pasó en la Ciudad Ducal, donde aprendió Latín y Retórica, hasta que en 1413 a los 16 años de edad, heredó los señoríos de Beniarjo y Pardines. Participó en la conquista de Córcega y Cerdeña, destacando por su habilidad en el uso de las armas y valentía en el campo de batalla, por lo que es armado caballero en 1418 por Alfonso el Magnánimo y en 1424 nombrado “halconero mayor” (El “falco” o “falconet” era una especie de artillería de campaña de gran poder destructivo contra las filas enemigas). Se le concede la jurisdicción criminal y civil sobre Beniarjo, Padrines y Bernisa, concediéndole el “mero” y “mixt” imperio y otros privilegios.
Su nueva residencia pasará de Valencia a Gandia y Beniarjo, donde asiste en 1435 a las Cortes formando parte del brazo militar como Señor de Beniarjo. El 3 de marzo de 1459 muere. Sus restos mortales reposan en nuestra Catedral en la Ciudad de Valencia.
Fue el poeta valenciano más famoso de toda la baja Edad Media, y con el paso del tiempo se ha postulado como el mejor poeta valenciano de todos los tiempos. Su nombre figura en primera línea en la historia de la poesía de los pueblos neolatinos. Considerado “Petrarca valenciano” y “Príncipe de los poetas”.
Escribió infinidad de poesías, pero su obra más insigne fue “Cantics d’amor, morals, spirituals e de mort”. En 1539 fue traducido al castellano, y en 1555 se vuelve a hacer otra edición castellana en Valladolid. La edición de más prestigio en Lengua Valenciana fue la de 1579 de Jorge Montemayor. Los manuscritos de nuestro poeta están en poder de la “Biblioteca Nacional"

AIXÍ COM CELL QUI ES VEU PROP DE LA MORT-
COM AQUELL QUI ES VEU PROP DE LA MORT
ASÍ COMO AQUEL QUE SE VE CERCA DE LA MUERTE-
 LXXXI
El poema escrito por Ausiàs March 
Axí com cell qui veu prop de la mort,
corrent mal temps, perillant en la mar, 
e veu lo lloc on se pot restaurar 
e no y ateny per sa malvada sort,
ne pren a me, qui vaig afanys passant,
e veig a vós bastant mos mals delir.
Desesperat de mos desigs complir,
 iré pel món vostre ergull recitant.

Traducido al castellano
Así como aquel que se ve cerca de la muerte,
corriendo mal tiempo, peligrando en la mar,
y ve el lugar en que puede salvarse,
 mas no lo alcanza por su malvada suerte,
me ocurre a mí, que voy pasando afanes y
veo que bastáis para aliviar mis males.
Desesperado de cumplir mis deseos,
iré por el mundo recitando vuestro orgullo.


domingo, 22 de febrero de 2015

Antonio Machado

Caminos
De la ciudad moruna
tras las murallas viejas,
yo contemplo la tarde silenciosa,
a solas con mi sombra y con mi pena.
El río va corriendo,
entre sombrías huertas
y grises olivares,
por los alegres campos de Baeza
Tienen las vides pámpanos dorados
sobre las rojas cepas.
Guadalquivir, como un alfanje roto
y disperso, reluce y espejea.
Lejos, los montes duermen
envueltos en la niebla,
niebla de otoño, maternal; descansan
las rudas moles de su ser de piedra
en esta tibia tarde de noviembre,
tarde piadosa, cárdena y violeta.
El viento ha sacudido
los mustios olmos de la carretera,
levantando en rosados torbellinos
el polvo de la tierra.
La luna está subiendo
amoratada, jadeante y llena.
Los caminitos blancos
se cruzan y se alejan,
buscando los dispersos caseríos
del valle y de la sierra.
Caminos de los campos...
¡Ay, ya, no puedo caminar con ella!


Sueño infantil
Una clara noche
de fiesta y de luna,
noche de mis sueños,
noche de alegría
-era luz mi alma
que hoy es bruma toda,
no eran mis cabellos
negros todavía-,
el hada más joven
me llevó en sus brazos
a la alegre fiesta
que en la plaza ardía.
So el chisporroteo
de las luminarias,
amor sus madejas
de danzas tejía.
Y en aquella noche
de fiesta y de luna,
noche de mis sueños,
noche de alegría,
el hada más joven
besaba mi frente...
con su linda mano
su adiós me decía...
Todos los rosales
daban sus aromas,
todos los amores
amor entreabría.