Vos deseo querid@s amig@s felices fiestas

sábado, 13 de agosto de 2011

FERNANDO FERNAN GOMEZ




Fernando Fernán Gómez, nació el 28 de agosto de 1921 en Lima, Perú, durante una gira sudamericana que realizó su madre, la también actriz, Carole Fernán Gómez, pero su partida de nacimiento se expediría unos días después en Buenos Aires, por lo que el actor tuvo la nacionalidad argentina hasta que le fue otorgada la española en 1984. Fue hijo extramarital del también actor Luis Fernando Díaz de Mendoza y Guerrero, hijo de María Guerrero, la cual impidió el matrimonio entre los padres de Fernando Fernán Gómez. A los tres años de edad, el actor se desplazó a Madrid con su familia, ciudad a la que estaría ligado el resto de su vida. Pasó la infancia entre bambalinas, siguiendo a su madre en sus actuaciones, y a los doce años debutó en el papel de camarero en la obra El padrón municipal, de Vital Aza. Inició la carrera de Filosofía y Letras en la Universidad Complutense de Madrid, pero pronto abandonaría la carrera para dedicarse por completo a la interpretación. Durante la Guerra Civil, recibió clases en la Escuela de Actores de la CNT, debutando como profesional en 1938 en la compañía de Laura Pinillos; Jardiel Poncela le dio su primera oportunidad como actor de teatro cuando le contrató para Los ladrones son gente honrada, que se estrenó en el Teatro de la Comedia de Madrid en 1940.
Consiguió su primer papel cinematográfico contratado por la productora cinematográfica Cifesa para la película Cristina Guzmán, dirigido por Gonzalo Delgrás y ya al año siguiente le ofrecieron su primer papel protagonista en Empezó en boda, de Raffaello Matarazzo, destacaron en esa época sus interpretaciones en Botón de ancla (1947) y La mies es mucha (1948). En esos años se estrenó como autor de comedias cortas, emitidas por Radio Nacional. Empezaría una fructífera carrera dedicada a la interpretación y dirección cinematográfica de la que nunca se retiraría.
Pero paralelamente Fernando Fernán Gómez se interesó por la escritura teatral y la adaptación de guiones, lo que lo llevó más adelante a escribir numerosas novelas. En esta vocación literaria fue fundamental su relación con la tertulia del café Gijón, a la que permaneció fiel durante décadas, llegando incluso a crear el Premio Café Gijón cuya dotación pagó él mismo.
Durante este periodo, Fernando Fernán-Gómez se casó con la cantante María Dolores Pradera, la famosa actriz y cantante mexicana, en 1947, con la que tuvo dos hijos, Fernando y Helena Fernán Gómez. En esta época en colaboración con Manuel Alexandre y María Asquerino participaron en el Teatro de Ensayo del Instituto Italiano de Cultura. En la década de los 50 se consolidó como actor principal en toda serie de comedias, dramas, al tiempo que intervino en una de las primeras avanzadillas de lo que luego sería el Nuevo cine español: Bardem y Berlanga. La pareja se divorciaría en 1959.
Tras su separación tuvo una sonora relación con la actriz Analia Gadé, con la que trabajó en diversos films.
Fernando Fernán Gómez publicó su primera novela El vendedor de naranjas, en 1961, de modo paralelo seguía su trabajo como actor con éxitos especialmente celebrados como La venganza de Don Mendo, Adiós, Mimí Pompón, Ninette y un señor de Murcia o Crimen imperfecto, y su primer éxito como director en El extraño viaje 1964. Se convirtió en uno de los actores más solicitados de la llamada Transición española, con títulos como: El espíritu de la colmena, El amor del capitán Brando, Pim, pam, pum, fuego, Mi hija Hildegart, Los restos del naufragio, Mamá cumple cien años o ¡Arriba Azaña!
En 1976 tras la muerte de Franco y la legalización de la CNT, tuvo una militancia activa en el Sindicato de Espectáculos de Barcelona.
En esta época inició la relación sentimental con la actriz Emma Cohen que sería su compañera hasta sus últimos días, y esposa desde el año 2000
A partir de 1984 se intensificó su vocación literaria, escribió varios volúmenes de ensayos y once novelas. Fue un gran éxito su autobiografía en dos volúmenes, El tiempo amarillo pero su éxito más clamoroso lo obtuvo con una pieza teatral prontamente llevada al cine, Las bicicletas son para el verano, sobre sus recuerdos infantiles de la Guerra Civil.
Fue elegido miembro de la Real Academia Española, y tomó posesión del sillón B el 30 de enero de 2000. También se dedicó a la tarea periodística como articulista, colaboró con Diario 16 y el suplemento dominical de El País y su afinidad ideológica con el anarquismo no le impidió, colaborar durante treinta y cinco años con el diario ABC.
Falleció en Madrid el 21 de noviembre de 2007, a los 86 años de edad. Su despedida, al más puro estilo teatral, se realizó en el Teatro María Guerrero de Madrid, su féretro fue recubierto con una bandera rojinegra anarquista.

Fernando Fernán Gómez vivió su faceta de escritor con la misma pasión que abordó su trabajo de actor y director de cine y teatro, aunque en su madurez confesara que le había cansado éste por la repetición y el contacto directo con el público, el actor participó en numerosas películas entre las que destacan como director: El viaje a ninguna parte, El extraño viaje, La venganza de Don Mendo o como actor: El espíritu de la colmena (Víctor Erice), Ana y los lobos (Carlos Saura), Mamá cumple cien años, La colmena (Mario Camu), El abuelo (José Luis Garci), Todo sobre mi madre (Pedro Almodóvar), La lengua de las mariposas (José Luis Cuerda). Su último trabajo fue la participación en La silla de Fernando dirigida por David Trueba y Luis Alegre, una película de carácter documental autobiográfico.
Por su trabajo de actor, director y autor teatral recibió los máximos galardones de las Artes Escénicas: Seis premios Goya, el Oso de honor del Festival de cine de Berlín, Premio Donostia a toda su trayectoria, o el Premio Nacional de Teatro
Aunque fue más famoso entre el público como cómico, no por ello dejo de cosechar sonoros éxitos como escritor, especialmente con sus memorias y con Las bicicletas son para el verano, y fue finalista al premio Planeta.
Fernán-Gómez fue uno de los artistas más brillantes de España: académico, actor y director de teatro y de cine, novelista, ensayista, articulista, autor teatral y poeta ocasional, tertuliano o recitador. Marisa Paredes, actriz y presidenta de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España, logró su mejor descripción en la entrega de la décima Medalla de Oro, lo describió a la perfección: «Por anarquista, por poeta, por cómico, por articulista, por académico, por novelista, por dramaturgo, por único y por consecuente».
FRASES DE FERNANDO FERNAN GOMEZ
¿La amistad entre un hombre y una mujer? Sí, la entiendo, mientras no sea yo el amigo.

Tengo fama de gruñón. Lo reconozco y al mismo tiempo lo lamento. En cualquier caso, ya no estoy en edad de corregirme.

Con esto, yo lo que quiero es dar una lección, por mis muchos años, yo puedo permitir este gusto, a todos los que creen que el futuro está en sus manos y no en las manos, de los que se han apoderado del futuro de todos nosotros