Vos deseo querid@s amig@s felices fiestas

miércoles, 8 de diciembre de 2010

CANELLA MEANA, Benito 
(1809–1882)




Nacíu na parroquia de Santa María d’Oviñana (Sobrescobiu) en 1809, Benito Canella Meana fuera’l padre de César, Fermín y Francisco Canella Secades. Graduóse en Derecho na Universidá d’Uviéu, onde algamó más tarde los puestos de profesor y secretariu xeneral, encargándose ente otres munches xeres, d’ordenar la biblioteca universitaria. Políticu lliberal, lligáu a Posada Herrera, fue gobernador civil de les Baleares, Guipuzcoa y Santander, xefe xuperior honorariu d’Administración Civil, diputáu provincial, maxistráu, teniente–alcalde… Morrió nel añu 1882.
    Colaboró en periódicos asturianos, como El Sin Nombre y Revista de Asturias. En 1840 echaron n’Uviéu el so drama en prosa y versu El Parcial de Trastamara. Ciegu na parte final de la so vida, siguió escribiendo, mayormente n’asturiano y col alcuñu de “El ciego de Sobrescobio”, en La Ilustración Gallega y Asturiana y El Carbayón. Del manuscritu d’unos  Cantares, Romances, Faules y otres Coples  escoyó Fermín Canella en 1887 tres sonetos (v. antoloxía) pa inxertalos en Poesías selectas en dialecto asturiano, que yera tola obra d’esti autor asoleyada hasta que, en 1998, l'Academia de la Llingua editó'l cartafueyu Poesíes escaecíes : (1879-1887).
LA POLESA

   ¡Qué moza tan xentil y gayaspera
Va cruciando les Campes de la Pola!
Al vella sacudir so guirindola
Los mozacos esfamien de dentera.

  Alta, garbosa, bona delantera,
Al vella entre la xente bullir sola,
Relluz, como relluz el amapola,
Que naz ente los parles de la era.

   Pinón, que ye un fachenda y atrevíu,
Al so colar trióla de pasada,
Y xibló–y dos palabres al oíu .

   Mas ella que pur pocu s’enquillotra,
Apurrió–y en focicu una mocada
Y díxo–y a Pinón: “Volvi per otra” .



LA FINEZA

   Qué curra va pa Cangues la Roxina
Lluciendo so donaire y so guapura:
—“¡Ai de ti! Si te pica una gafura
O triyes pel camín dalguna espina.

   Ve despacín, non andes tan aína,
Que yendo yo contigo vas segura
Y al miráme yo al par de to figura
Meto la xente toa en golosina.

   ¡Ai, Roxina del alma! si yo fuera
Pela noche a to puerta y te picara,
La Roxa que yo quiero ¿qué me diera?”

De bon querer miróme la mio xoya,
Y con llengua de azúcare bien clara,
—“To date, dixo, la meyor panoya”.



BIEN CASADA

   La fía de Gorín el de Llantones,
Según entiendo yo, ye de gran traza,
Ye guapa como un sol, y a so filaza
Acuén como al miel los abeyones.

  Comenencies de mozos ricachones
Mortifiquen mui poco a la rapaza,
Y si con todos illos meti baza,
En tocando a casar, –yos diz que nones.

   La madre cueye’l cielo coles manes
Y ñon acierta lo que quier la fía
Que dexa comenencies y galanes.

   A mio ver, la rapaza está en lo xusto,
Pos dixo al señor cura l’utra día:
 —“El mozu to buscalu yo al mio gusto”.

                (En Poesías selectas en dialecto asturiano)